El láser de diodo es la forma más rápida, eficaz e indolora de conseguir un color más blanco y natural de tus dientes. De este modo ¡podrás rebajar entre dos y tres tonos en tan sólo una sesión!

¿En qué consiste exactamente el tratamiento?

Primero de todo te exploramos, seguidamente cubrimos tus dientes con un gel blanqueador con Peróxido de hidrógeno y luego activamos la acción del gel con el láser.  El láser nos permite que el procedimiento del blanqueamiento se haga rápidamente, incluso en dientes con manchas, amarillos o grises.