El curetaje dental es un proceso que tiene por objetivo raspar y alisar las superficies de las raíces dentales con la finalidad de eliminar las bacterias presentes en esta zona de la boca.

La mayor causa que provoca la realización de esta intervención, está relacionada con la enfermedad periodontal. Dicha enfermedad daña el tejido gingival originando una infección llamada gingivitis.

La Gingivitis es una enfermedad inflamatoria de las encías ocasionada, la mayor parte de las veces, por la presencia y acumulo de placa bacteriana adherida a la superficie dental. Cuando esta inflamación sobrepasa las fibras de tejido conectivo presentes por encima del hueso que rodea la raíz del diente, pasa de enfermedad inflamatoria a enfermedad destructiva, denominándose entonces Periodontitis.

Cuando el proceso es estrictamente inflamatorio, el tratamiento, llevado a cabo por la higienista, consiste en una tartrectomía o limpieza bucal, normalmente efectuada con aparatos ultrasónicos. Cuando el proceso es más avanzado, o sea una periodontitis, el tratamiento a efectuar consiste igualmente en la limpieza con ultrasonidos acompañado de un curetaje, que consiste en un raspado, pulido y alisado de la raíz del diente afectado.

En ambos casos, el tratamiento viene acompañado de la enseñanza, por parte de nuestra especialista,  de las técnicas de higiene bucal más adecuadas (Cepillado, hilo dental, cepillos interproximales y el uso del irrigador)

Duración de la intervención con curetajes dentales: Nuestra especialista “divide” la boca en cuatro cuadrantes y cada uno de ellos requerirá de una sesión dental. Después de la intervención, el paciente notará unas molestias leves como sensibilidad dental o sangrado en la zona. Es importante seguir las recomendaciones del especialista que seguramente nos recetará un fármaco para aliviar las molestias.

Si tienes más dudas acerca de la intervención con curetajes dentales y necesitas asesoramiento al respecto, Contacta con nosotros.

Facebook Clínica Barrado

 @clinicabarrado