APRENDER DESDE PEQUEÑOS

Muchos de los problemas dentales como gingivitis o caries pueden prevenirse con un simple cepillado dental.
Es muy importante inculcar este hábito a nuestros hijos desde pequeños por parte de educadores y padres, así como de su dentista de confianza.
El correcto cepillado, además de una dieta equilibrada y una visita anual a su dentista, asegurarán su correcta salud dental.

¿Cómo se cepillan los dientes?

Los restos de comida, permanecen entre los dientes si no realizamos una limpieza en profundidad. Por eso, en la zona de los premolares y molares, realizaremos un giro de 90° con nuestro cepillo al menos, durante tres minutos.

Y en la cara interna de los dientes, colocaremos el cepillo en posición vertical para acceder más fácilmente a ellos.
Para finalizar, haremos unas gárgaras con un enjuague bucal que garantice la eliminación de bacterias que provocan caries o mal aliento.