CONSEJOS FUNDAMENTALES

La nutrición es la energía que nuestro cuerpo necesita para llevar a cabo las actividades de nuestro día a día. Es fundamental, que esta energía se centre en una dieta sana y equilibrada que contenga todo tipo de alimentos:

Hidratos de carbono como el pan o la pasta.

Proteínas como las del pescado, huevos y carne.

Lácteos como el yogur, la leche y los quesos.

Verduras, frutas y hortalizas (fuente de vitaminas y fibra)

Grasas saturadas e insaturadas.

La ingesta de estos alimentos se distribuirá a lo largo de 5 comidas, principalmente en el desayuno y al mediodía y distribuyendo el resto entre la merienda, la cena y el almuerzo.

En cuanto a salud dental se refiere, en la prevención de caries es fundamental cepillarse los dientes después de cada comida (sobre todo entre horas) ya que al comer, el ph bucal disminuye, creando un ambiente ácido que, sumado a la acción de los azúcares, puede debilitar el esmalte produciendo un principio de caries.