El primer paso es realizar una consulta para una evaluación inicial.

Si eres candidato para este tratamiento, tomaremos unos moldes de tus dientes, los cuales se digitalizan, obteniéndose así imágenes tridimensionales, virtuales de tus dientes y tu plan de tratamiento virtual.

Al aprobar tu plan de tratamiento virtual, se envían a hacer una serie de alineadores transparentes, hechos específicamente para tus dientes.