No. A diferencia de los brackets fijos con alambres y brackets, puedes comer lo que quieras mientras estás en tratamiento, puesto que te puede quitar los alineadores para comer y beber. Por otro lado, para mantener una higiene adecuada es importante que te cepilles los dientes y utilices hilo dental después de cada comida y antes de volver a ponerte los alineadores.