Las obturaciones de amalgama (aleación de plata, cobre, estaño, zinc y mercurio) están en desuso y prácticamente erradicadas hoy en día tanto por estética como por una cuestión médica. Hay países en los que han sido prohibidas, ya que hoy en día disponemos de materiales más estéticos y biocompatibles.

Creemos en la conveniencia de ir eliminando estos metales de la boca ya que se ha demostrado la presencia de pequeñas dosis de mercurio en el organismo de los pacientes portadores de empastes de amalgama.